Entrada de blog y noticias

Ley de protección al empleo

Esta Ley tiene como objetivo establecer medidas extraordinarias y de carácter transitorio para proteger la estabilidad de los ingresos y las fuentes laborales para un grupo importante de trabajadores que, teniendo empleos formales, no pueden prestar servicios o deben ajustar sus jornadas de trabajo a causa de la enfermedad Covid-19.

La Ley establece tres situaciones en que los trabajadores podrán acceder a prestaciones y complementos de su salario con cargo a las prestaciones de cesantía:

  1. Suspensión del contrato de trabajo por acto de autoridad:

Cuando exista un acto de autoridad que establezca medidas sanitarias o de seguridad que impliquen la paralización de las actividades económicas, se suspenden temporalmente, de pleno derecho y por el solo ministerio de la ley, los efectos de los contratos individuales de trabajo. Esto, salvo que exista un pacto entre las partes que implique continuar prestando servicios, que deberá constar por escrito.

En este caso, los empleadores deben continuar pagando cotizaciones previsionales y de salud, únicamente excluyendo las de la ley de accidentes del trabajo, las que se calcularán sobre el 50% de la remuneración que sirve de base para el cálculo de la prestación, durante el período que dure la suspensión del contrato. Además, durante este período, no se podrá despedir a los trabajadores salvo la causal de necesidades de la empresa. Podrán acceder a esta suspensión de contrato los trabajadores regidos por el Código del Trabajo, afiliados al Seguro de Desempleo que registren:

  • 3 cotizaciones continuas en los últimos tres meses inmediatamente anteriores
  • 6 cotizaciones continuas o discontinuas durante los últimos 12 meses, siempre que a lo menos registren las últimas 2 cotizaciones con el mismo empleador en los 2 meses inmediatamente anteriores.

Para solicitarlo: El empleador debe solicitar el beneficio ante la Sociedad Administradora de Fondos de Cesantía de Chile (AFC) por su o sus trabajadores. Esta solicitud deberá hacerse vía on-line. El trabajador que fuere excluido de dicha solicitud, podrá hacerla directamente ante la AFC.

    1. Pacto de suspensión del contrato de trabajo:

    Los empleadores cuya actividad se vea afectada, total o parcialmente, por la crisis Covid-19, fuera de la vigencia del acto o declaración de la autoridad, pueden acordar, individual o colectivamente, con sus trabajadores afiliados al Seguro de Desempleo un pacto de suspensión temporal del contrato de trabajo. Este pacto tiene los mismos efectos que la suspensión de contrato por acto de autoridad (ver situación 1)

    1. Pacto de reducción temporal de la jornada de trabajo:

    En este caso, los empleadores pueden acordar con el trabajador de manera individual o colectiva reducir hasta el 50% de la duración de su jornada de trabajo, recibiendo un complemento de la remuneración con cargo al Seguro de Cesantía. Para ello, el empleador debe encontrarse en cualquiera de las siguientes situaciones:

    1. Tratarse de contribuyentes de IVA cuya disminución promedio de ventas por un periodo de 3 meses consecutivos exceda un 20% respecto del promedio de ventas en el mismo período de 3 meses del ejercicio anterior;
    2. Que se encuentre en un procedimiento concursal de reorganización.
    3. Que se encuentre en un procedimiento de asesoría económica de insolvencia.
    4. Tratarse de empresas, establecimientos o faenas que no puedan paralizar sus actividades y necesiten reducir la jornada de trabajo de sus trabajadores para poder mantener su continuidad operacional o para proteger eficazmente la vida y salud de sus trabajadores.

    En este caso, el empleador debe seguir pagando la remuneración y las cotizaciones previsionales proporcionales a la jornada. El trabajador percibirá además un complemento a su remuneración con cargo a su cuenta individual por cesantía y, una vez agotado, con cargo al Fondo de Cesantía Solidario que será de hasta un 25% de su remuneración, si la reducción de jornada es un 50% (con tope de $225.000 mensuales). Además, mantendrán los beneficios tales como aguinaldos, asignaciones, bonos y otros conceptos excepcionales o esporádicos. La duración de estos pactos depende del tipo de contrato de trabajo del trabajador:

    • 3 meses (continuos) en caso de trabajadores con contrato a plazo fijo, por obra, faena o servicio
    • 5 meses (continuos) para trabajadores con contrato indefinido.

    Para solicitarlo: Esta medida se suscribe, preferentemente, de forma on-line en la página web de la Dirección del Trabajo. El empleador deberá ingresar a la página que habilite la Dirección del Trabajo para este efecto y proponer el pacto a suscribir con el trabajador u organización respectiva. Luego, el trabajador o la organización sindical deberán suscribir el pacto digitalmente en la misma página de la Dirección del Trabajo. Ahí se generará un documento que hará las veces de un anexo de contrato de trabajo.

    Medidas para trabajadores independientes

    1. Devolución anticipada de impuesto a la renta

    ¿En qué consiste?

    Anticipación a abril de 2020, de las devoluciones de impuesto que corresponde a personas naturales (trabajadores dependientes e independientes) por concepto de impuesto a la renta. Se anticipa del mes de mayo a al mes de abril.

    ¿Cómo se aplica el beneficio?

    Se debe presentar la declaración de impuesto a la renta al SII (formulario 22) hasta el 10 de abril o hasta el 19 de abril, según lo publicó el SII en su sitio web, y la Tesorería procederá a devolver los montos mediante transferencia electrónica (también se anticiparon las fechas de pago en cheque).

    1. Devolución de retención de impuesto de enero y febrero de 2020

    ¿En qué consiste?

    Devolución de los montos retenidos por concepto de impuesto a la renta aplicable a trabajadores independientes por las boletas emitidas durante enero y febrero de 2020. El monto retenido corresponde a un 10,75% desde enero de 2020.

    ¿Cómo se aplica el beneficio?

    La devolución se realizará mediante transferencia electrónica.

     

    Protección especial para trabajadores de casa particular.

     

    Los trabajadores de casa particular verán suspendidas sus relaciones laborales y podrán impetrar el beneficio de la llamada indemnización a todo evento. (cotización adicional del 4,11%)

    Obligaciones empleador

     

    ·        Deberán continuar pagando y enterando las cotizaciones de salud y del seguro de invalidez y sobrevivencia.

     

    La AFP respectiva deberá girar de la cuenta del trabajador, el equivalente a un 70% de su remuneración mensual o el saldo total si este fuere inferior.

    Si el acto o declaración se extendiere por más de 30 días y el trabajador tuviere saldo en dicha cuenta, la AFP girará la suma equivalente al 55%, 45%, 40% y 35% de la remuneración imponible, para los meses segundo, tercero, cuarto y quinto, respectivamente.

    Generalidades

     

    ·        Los montos de dinero, tanto del beneficio de suspensión como el complemento en la reducción de jornada, primeramente, serán obtenidos de la cuenta individual y en caso de no ser suficiente, se accederá al fondo solidario.

    ·        Durante el plazo de 6 meses o bien, existiendo el Estado de Catástrofe decretado por el Presidente de la República, no se podrá poner término a los contratos de trabajo por la causal del numeral 6° del artículo 159 del Código del Trabajo, invocando como motivo los efectos de la pandemia de COVID-19

    ·        No podrán hacer uso de las prestaciones de esta ley, las empresas que habiendo contratado o celebrado convenios que se financien íntegramente con cargo a la ley de presupuestos del sector público, reciban de los servicios o instituciones los pagos correspondientes

    ·        Los trabajadores no perderán la calidad de beneficiarios del subsidio y el monto del subsidio durante la suspensión o mientras esté vigente el pacto respectivo ascenderá al valor que se encontraren percibiendo en el mes anterior al de la declaración o acto de autoridad o a la suscripción de los pactos que se regulan

    ·        Los trabajadores que hagan uso de los beneficios de esta ley tendrán derecho a hacer efectivos los seguros de cesantía o cláusulas de cesantía asociadas a los créditos de cualquier naturaleza que sean éstos, con bancos, instituciones financieras, casas comerciales y similares, con los que mantengan deudas en cuotas u otra modalidad.

    ·        Se establecen sanciones penales para aquellos empleadores o personas naturales que accedan a estos beneficios mediante simulación o engaño.

    ·        En el caso de los trabajadores desvinculados desde el 18 de marzo a la fecha, podrán resciliar el despido con sus empleadores y acogerse a esta ley si cumplen los requisitos. La resciliación es un acto de común acuerdo entre las partes

     

    Vigencia, desde que se publique en el Diario Oficial con efecto retroactivo al 18 de marzo de 2020.

    Para detalles y más información revisar el texto oficial de la ley una vez publicada y ley 19.728

    Adjuntos: